domingo, 17 de febrero de 2013

Hilvanando cielos. Valle Inclán

La hora y cuarto que dura... esto, encima se me ha hecho eterna.
Texto chorras donde los haya. Todo; la situación, los personajes, el supuesto confilcto, todo es absolutamente gratuito. La prota (parecía la hermana española de Meryl Steep) parecía que estaba borracha, hablaba con unos tonos afectadísimos, y era una cosa mala, pero mala, mala. Los demás igual o peor. Ver a 4 actores deambular por un espacio feo de cojones con los brazos colgando y sin saber qué hacer puede dar hasta penita. Aunque a mí no me la ha dado, porque me han soplado una pasta por la entrada. El quinto actor, aunque era el mejor, demostraba que no todos los actores argentinos tienen que ser buenos actores por muy argentinos y muy actores que sean. El que nos ha tocado hoy era simplemente correcto. 
Y si cuando un actor se pone a llorar y a decirle a su hija "te quiero más que a nada en el mundo"... la gente se descojona, es que algo no ha salido bien.
Qué quieres que te diga, pero si un actor está diciendo que hace un calor insoportable pero lleva puesta una camisa, una americana y un bufanda al cuello... como que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada