viernes, 10 de mayo de 2013

Esperando a Godot. Valle Inclán.

A estas alturas del mundo no pienso poner en duda el inmenso valor del texto de Samuel Becket, ni muchísimo menos. Es un auténtico monumento que significó mucho para la historia de la literatura y del teatro. Tampoco voy a intentar explicar quién o lo que para mí es Godot. Hay cientos de estudios de gente especializada y no voy a ser yo el listillo que intente sentar cátedra.  ¿God = Dios y Tod = muerte? Quizá. ¿Godot es el Dios que nos tiene dando vueltas sin saber muy bien por qué pero convencidos de que debemos hacerlo? Puede. ¿Vladimir y Estragón son el hombre moderno que no encuentra sentido a su vida y se mueve y vive por inercia esperando... nosesabequé? Tal vez. ¿Los protagonistas viven vagando y dando vueltas, prácticamente esperando morir? ¿Didi y Gogo "vualven y vuelven" al mismo sitio porque un "dios" que ha muerto les pide que lo hagan a través de un supuesto emisario que ni siquiera saben si es un emisario real o alguien que finge ser un "mesías"? Todo eso está en el texto. O no. En cualquier caso si vas a ver "Esperando a Godot" deberías saber qué te vas a encontrar. Es como si ves "2001, una odisea del espacio" y lo quitas porque te da coraje lo del monolito. Por eso no entiendo que la gente se marche de la función. Y se van. Al menos cuando estuve yo.



Otra cosa es que sea un tostón. Y para mi gusto, lo es. 
No me gustaron algunos actores. Juan Antonio Lumbrearas está pasadísimo y en un tono que para nada conseguía que simpatizase con él. Vladimir no tiene ni puta idea de qué hace ahí, igual que Estragón, pero aquí parece un cachondo mental que está vacilando a su compi. Y ese hablar como de Aragón y esa pluma me ponían de los nervios. Me gustó Juan Antonio Quintana. Físicamente está muy bien, pero el momento en el que "piensa" me pareció montado demasiado a posta para que la gente se meara de la risa. Y hubo alguna risilla, pero pocas como para aguantar los 5 minutos eternos que dura ese "monólogo". Paco Déniz está muy bien en su desmemoria/desazón/vacío/inocencia/simplicidad, etc...
Pero hubo un par de detalles que me sacaron del todo. Uno, cuando en un momento empiezan a discutir atropelladamente Didi y Gogo, y Vladimir empieza a decirle a su compi: "...con lo que te gustan a tí los rabos. Sí, que te he visto comerte unos rabos..." En fin, no sé, hace tiempo que no releo la obra, pero esto no lo recuerdo. Y me da un punto de vista, que unido a los morreos, al intento de calentón hurgando por debajo del abrigo y a algún refrote entre ellos, que no me convence nada. A mí me sugiere algún tipo de relación física que los convierte en seres reales y eso a mi parecer, aleja del simbolismo de la obra. No puede ser tan terrenal. Y otro momento. Lucky desfallece y canta "Daisy bell". A mí al menos me pareció que cantaba "Daisy bell". Juraría que lo cantaba. Estoy seguro de que lo cantaba. Es lo que cantaba HAL 9000 en "2001, una odisea..." cuando lo descontectaban y moría. Eh... no sé, me parece una referencia que me trae al mundo real. ¿Lucky ha visto la peli? ¿La tiene en DVD o la ha bajado de emule? Vamos que me descolocó mucho oír eso.
El segundo y desolador acto no tuvo toda la fuerza y el desasosiego que debería haber tenido. Además me parece un error garrafal unirlo al primero sin ninguna transición, como si la acción siguiera desde el primer acto a este. Al menos un negro en medio. Algo que no sitúe en el tiempo cuándo sucede ese segundo acto. Allá tú y lo que pienses. Ha podido pasar un día, dos, un mes, un año o seis. Es mucho más desolador si ha pasado un tiempo indefinido y ellos siguen ahí, volviendo al mismo árbol, mientras unos se han quedado ciegos, otros no recuerdan si se conocen... el vacío y la inercia absurda tendría mucho más sentido.  
En definitiva, para mi gusto, versión algo fallida tanto por un ritmo que iba y venía como por una dirección escénica un poco errante y una dirección de actores... que no.

2 comentarios:

  1. ¡Chapeau como siempre ante tu crítica! ¡Tan certera!

    ResponderEliminar
  2. Viniendo de usted, es el mejor halago que puedo esperar. Gracias...

    ResponderEliminar