jueves, 30 de mayo de 2013

Derretiré con un cerillo la nieve de un volcán. Pradillo.

Nada más lejos de mi intención que cuestionar la historia de Méjico. Ni muchísimo menos. Está claro que es muy interesante, compleja y tan definitiva y aberrante como la de casi cualquier país. La historia de Méjico ha pasado de unos ideales tras la revolución, pasando por muchos gobiernos más o menos corruptos, más o menos engañosos y más o menos traidores hasta el día de hoy, llevándose por delante todos esos ideales y la esperanza de mucha gente. Esto está claro.
Lo que no está claro es que aguante como para hacer una función de casi dos horas de datos, datos y más datos. A los diez minutos tienes montado un cacao mental de nombres, siglas, fechas y datos que ni te enteras. A lo mejor el problema es mío por no tener ni pajolera de la historia de Méjico antes de entrar a la Pradillo. Mea culpa. Pero a los veinte minutos ya no sabía de qué me estaban hablando. Tenía la sensación de estar leyendo de corrido la entrada de Wikipedia sobre la historia de Méjico. Y entre medias la historia de una familia que me parecía bastante más interesante aunque no terminara de ver el paralelismo.



El montaje es sencillo. Mezcla (como en muchas ocasiones últimamente, y no lo digo como reproche, ni mucho menos) vídeo, proyecciones antiguas, cambios de personalidad sobre la marcha, maquetas, etc... Todo funciona. Pero solo eso, funciona, no emociona. Recursos bien utilizados, vale, pero ya está. Eso sí, como casi siempre, los actores salvan la función. Los tres hombres, fabulosos, entregadísimos y todo lo que hacen lo hacen bien. No así la actriz, que por decirlo de una manera fina, no estuvo a la altura de sus compañeros. Y lo que no me moló nada es que en medio de un accidente fortuito en medio de la función, lo único que se le ocurriera a la chica es echarse a reír. No hija, si pasa eso, busca soluciones como hicieron tus compis, no te descojones y te quedes ahí en medio.
En fin, que hubo de todo, buenísimos actores, cancioncillas, datos, fechas, siglas, desnudos, nombres, escenografía correcta y útil, accidentes, resbalones, algún bostezo, una historia lejana e interesante mal llevada pero sobre todo, grandes actores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada