domingo, 26 de mayo de 2013

La caja. Teatro Lara.

Solemos participar en todos los concursos que hay en los que regalan entradas, porque chico, si nos lo podemos ahorrar... Y llevamos ya tres veces que nos tocan entradas para el Lara. Y por ahora, hemos hecho pleno. 3 de 3. Tres tristes truños. Pero lo de "La caja" ya es una cosa exagerada.
Por partes: entiendo que los gestores de la sala quieran sacar pasta. Normal, para eso tienen un negocio. Saben que lo que funciona es este tipo de obras. Las 3 veces el teatro estaba lleno a rebosar. Eso quiere decir que hay mucha gente que quiere pagar una entrada por ver cosas así, y si eso es una evidencia, no lo puedo criticar. Lo que sí me parece triste es que la cultura teatral sea tan pobre que haya salas medio vacías y funciones suspendidas mientras este tipo de funciones llenan. Pero será lo que tenemos. El Lara hace bien en programar estas cosas, porque llenan, la productora gana, la sala gana, los actores cobran... El problema está claro que lo tengo yo.
Lo que igual hago es escribir a la productora para ofrecerles escribir una media de 16 obras como "La caja" a la semana. Total, juntas varios tópicos, personajes jóvenes y febriles, metes a un par de cuquis, polvetes, birras y ya está.
Ayer vimos una supuesta historia de unos jóvenes que tienen que hacer una mudanza. Ya está. No hay más trama. Lo aderezan con unos personajes planos y ridículos. Tíos que sólo piensan en follar y en engañar a sus chicas, una pava tonta, engañada por su novio (lo que encima tiene que parecerte bien, porque el chico es el prota y encima la peña se parte con sus engaños y desmadres) y cuya mayor preocupación es que sospecha que su hermano es gay. ¡Tócate los cojones! Los hombres, machistas, zafios, tópicos, crueles, sosos, chorras hasta decir basta. Y las pobres mujeres son seres engañados, follables, y la que no es tonta está ahí pa follarsela. Acojonante, denigrante y triste. ¡Y las actrices encantadas! Claro que también opino que no todo el que se sube a un escenario y suelta un texto poniendo caras es actor. Igual que no todo lo que se hace en un escenario cobrando una entrada es teatro. Al menos no es el teatro que yo quiero para mí ni para mi sociedad. Mira, y no pongo etiquetas ni foto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada