martes, 16 de abril de 2013

The Audience. Gielgud Theater.

Finde en Londres para ver cositas. Fuimos a Roundhouse a ver un circo, "Bianco". Dos horas y media de pie viendo circo contemporáneo. Un poco coñazo. Y desde luego, el circo que se hace aquí y sobre todo en Francia... es infinitamente mejor. Os podeis evitar le viaje e ir directamente al Price. Vais a alucinar mucho más.
Vimos a Judi Dench en "Peter & Alice". Una obra sobre el imposible encuentro entre Alicia ( la del país de las maravillas) y Peter (Pan) y sus autores. A mí el texto me parece monísimo, pero hay que reconocer que la dirección brillaba por su ausencia. Decorados como con forillos antiguos pero feos de cojones y actores solventes que prácticamente pasan texto y poco más. Pero eso sí, ver a Judi Dench, con ochenta años hablar en inglés de Inglaterra te da un gustito... Y lo mejor de todo. El ritual londinense de respeto a sus actores. Al día siguiente vimos a Helen Mirren en "The Audience" (especie de segunda parte de "The Queen) y el ritual fué el mismo. Lo explico. Reconozco que cuando en los aplausos, salió Judi Dench, a mí se me pusieron  los pelos de gallina (como  dice una amiga). Y el ritual es el siguiente. Cae el telón, aplausos. Salen todos a saludar. Cae el telón, sube de nuevo y están los protas, entonces el público se pone en pie, gritan "bravo"  durante un par de minutos y cae el telón. Ya está. En total 3 minutos. !!!Pero con una muestra de respeto y de amor por sus actores alucinante!!!   Hagan lo que hagan (Judi Dench tampoc es que hiciera mucho aparte de decir el texto), da igual ,son SUS ACTORES, son SUS MAYORES y son RESPETADOS. Yo me imaginaba eso hecho aquí y estaríamos como deseando que la función saliera mal, que hubiera lgún motivo pra ponerlos a parir y decir "si es que está mayor", o "muy mal tiene que estar para hacer esta función". Ya me entendeis, allí tienen admiración y respeto por sus actores. Yo creía morir de la envidia.
Bueno, evidentemente nos habíamos leído antes las funciones, porque, aunque hablo inglés, no habría cazado ni la mitad.


Y al día siguiente, Helen Mirren. esta sí que es una función inteligente, bien dirigida, muy bien iluminada, con un texto ingenioso e interpretada de maravilla, del primero al último. Helen Mirren maravillosa de la muerte. Y el ritual exactamente el mismo. Ni que decir tiene que la ristra de actores que trabajan con ella son estratosféricos de buenos. Los actores ingleses son raza aparte, está claro.
Así que me vuelvo con una lección más aprendida. El respeto que les tienen a sus actores allí deberíamos aprenderlo en España, y no estar deseando que nuestros actores tengan patinazos, que no ganen el Oscar, que les quiten las placas de las calles con sus nombres por rojos, o que se retraten en una entrega de premios. Somos tan ruines...

2 comentarios:

  1. ¡Bravo por el alegato a los nuestros, David!

    ResponderEliminar
  2. No del todo de acuerdo en el comentario sobre el respeto a nuestros actores. Yo he visto en el último año al público en pie romperse las manos aplaudiendo a Concha Velasco, Lola Herrera y Hector Alterio, María Galiana, Nuria Espert (alucinante fue los suyo), Alicia Hermida o, mucho mas joven, Asier Etxeandia. Yo creo que al menos en teatro si que se reconoce a nuestros actores.

    ResponderEliminar