lunes, 29 de abril de 2013

Juicio a una zorra. Abadía.

Escribir a estas alturas de "Juicio a una zorra" es como pretender hablar de "La Strada". Todo el que se precie lo ha visto y no voy a decir nada que no hayan dicho mil millones de críticos que evidentemente saben mucho más que yo.
El texto ya de entrada es una maravilla. Un homenaje a la palabra. A la palabra bien escrita, bien entendida y bien dicha. Una auténtica gozada para los oídos. Además la historia mola. El año pasado vimos "Los últimos días de Judas Iscariote" en Matadero y le veo ciertas semejanzas. En "el Judas", Judas era sometido a un juicio para intentar cambiar su sitio en la Historia, y defenderse frente a un Jesucristo no tan bondadoso y sobre todo, frente a una Historia escrita por hombres, con la manipulación que esto supone. Aquel montaje me encantó y éste también.
Efectivamente, "¿quién escribe la Historia?" Helena pide su lugar, pide poder contar su versión de los hechos para ser "juzgada" tras conocer ambas versiones. Por supuesto, la suya convence más que la "oficial". Y ya no es que gane o que pierda, porque a estas alturas, ya ha perdido, pase lo que pase.
Dirección muy medida, llevada con mucho arte, mucho poderío, mucho brío. Miguel del Arco sí se merece todos los aplausos por este montaje. Aquí sí estuvo realmente iluminado.
Y Carmen Machi... bueno, bueno, bueno... No sé si voy a encontrar las palabras para definir lo que ví ayer. Si alguien es capaz de desgarrarse tantísimo, de entregar todo lo que tiene y más, de gritar hasta desgañitarse, de revolcarse, sufrir, hurgarse, llorar, y herirse tanto en cada función... eso es lo que yo llamo UNA ACTRIZ. Y que me perdone Blanca Portillo, que estaba espectacular en "La vida es sueño", pero aparte de las "actrices medium" como Estefanía de los Santos, no hay actriz más brutal, sabia, entregada y terrorífica que doña Carmen Machi.
Ah, y esa comparación entre el nacimiento de Helena y el de Jesucristo... una perla. Me encanta lo de la "perversión aviar" de ambos dioses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada