sábado, 27 de abril de 2013

Poder absoluto. Bellas artes.

La verdad es que iba con muchas ganas de que me gustara. Eduard Farelo es compi y Emilio Gutiérrez Caba un pedazo de actor. Autor y director también "cercano" y.. más implicaciones que me hacía ir predispuesto. El texto al parecer ha estado en un cajón varios años y hasta cierto punto, entiendo por qué. La intriga tipo "El veneno del teatro" o "La huella" con cambios de poder, giros inesperados y demás, funciona, está bien. Pero simplemente eso, está bien. Tampoco es que te mueras del misterio ni digas "uy, fíjate, quién lo habría dicho". Es todo un poco de trazo grueso y algo predecible. Pero bueno, da igual. Está bien llevado y siempre es de agradecer poder disfrutar de dos actorazos. Igual que en "Feelgood" no me terminaba de creer que un ministro fuera tan toli, aquí no me pega mucho que un futuro presidente tenga un "secreto" tan dificilmente ocultable, o que llegue hasta donde está sin que se haya descubierto antes. También empieza la función mostrándose como un perraco mu mala gente, y si no simpatizas con él en algún momento... chungui.
Puesta en escena al uso pero tampoco pide más.



Emilio Gutiérrez Caba hace, aparte de un alarde de memoria increíble, una clase magistral de cómo interpretar sin grandes gestos, desde lo pequeño, y desde la palabra. Farelo para mi gusto está pasadito. Toda la primera parte está demasiado atacado, demasiado gesticulante (como cuando se sirve un cognac)  sin embargo, en la segunda parte, baja las revoluciones y saca su arma secreta (o no tan secreta) que es el matiz más pequeño y la voz. No es que por ser también actor de doblaje base su fuerza en la voz, sino que la voz la tiene abosultamente controlada, y cuando el gesto se vuelve más sutil, la mezcla es entonces cuando funciona. Es suficientemente buen actor como para no tener que gesticular tanto como en la primera parte. Su fuerza brutal está en sus gestos medidos, sus miradas, su contención y su vozarrón.
Como iniciativa privada es interesante y merece la pena ir a verla, pero tampoco es el montaje del año. Ni falta que hace. Con esos actorazos el gusto es nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada