viernes, 22 de noviembre de 2013

Ballet Preljocaj. Canal.

Dentro del ciclo "Madrid en danza" tocaba ver a la Compañía de Angelin Preljocaj con dos piezas, "Anunciación" y "La consagración de la primavera".
 


En las dos piezas, la estrella indiscutible es Virginie Caussin. Maravillosa en las dos coreografías.
"Anunciación" es una pieza más etérea, donde se cuenta un poco en encuentro entre la Virgen y el ángel que le anuncia su futura maternidad. Es una coreografía suave, preciosísima, delicada, etérea en la que contrastan los movimientos más líricos de la virgen, con la estética más brusca o cortante del ángel. Extraordinaria Virginie Caussin como ángel. La música de Vivaldi no puede ser mejor complemento.



Contrasta con "La consagración de la primavera" con música de Stravinsky. Coreo mucho más terrenal, bueno, infinitamente más terrenal, carnal, salvaje y tribal. Virginie Caussin vuelve a ser la figura central y vuelve a demostrar por qué lo es. Esta mujer en sensacional. Todo lo que hace lo hace bien y encima tiene una expresividad fuera de lo normal. Apabullante, de verdad.
Sin llegar a mi inmensa adoración por Kylián, lo que había visto de Preljocaj me había gustado mucho. Este espectáculo, la verdad es que no despertó tremendas pasiones en la inmensa sala de Canal, ni se oyeron "Bravos" ni gente enloquecida. Estuvo bien, gustó, cumplió, dejó buen sabor de boca, y aunque no despertara pasiones descarnadas, dejó muy buenas sensaciones y el regustillo de haber aprovechado la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada