viernes, 15 de noviembre de 2013

Erection. Pierre Rigal. Canal.

Al parecer Pierre Rigal entró en su primera compañía de danza en 2002. Esta coreografía es de 2003. No digo más.
Seríamos en la sala unas 50 personas como mucho. Una lástima. Adoro la danza y me parece vital que se programen espectáculos de danza en Madrid. No nos podemos quejar porque se puede ver habitualmente danza en Madrid, aunque el apoyo institucional sigue siendo escaso, tanto en formación como en difusión. Por eso es un pena que para un festival que hay, como es "Madrid en danza", hubiera tan poca gente. También te digo que cuando sacamos las entradas, tuvimos que pillar fila 9 porque las ocho primeras estaban llenas. Sería llenas de invitaciones, porque ya te digo, 50 personas. Tampoco puede ser que bloqueen 8 filas para invitaciones y protocolo y que luego encima la gente no vaya. Tiene narices.

 



Bueno, a lo que voy. Escenario vacío, oscuro. Un rectángulo creado con las luces. Él tirado en medio del rectángulo. Y se pasa los primeros 10 minutos prácticamente haciendo la croqueta pacá y pallá. Poco más. El otro día comentaba lo de que en danza contemporánea es poco habitual ver historias con miga, y que era frecuente eso del cuerpo tirado en el suelo que lucha por ponerse de pie. Bueno, pues si antes lo digo... Los siguientes veinte minutos son eso. Alternado con lucecitas de colores, y lo típico eso de los calambrazos cuando piso en un sitio en concreto y me doy cuenta de que si piso ahí se produce un calambrazo. Lo descubro y me dedico a repetirlo cada vez más deprisa. Llevamos media hora. Quedan 15 minutos. Entonces ya deja de "bailar" y el resto son luces, muy monas eso sí, pero luces, y una proyección  de un cuerpo en el suyo propio. En fin, que yo pa mí que no debió de salir muy sudado. 45 minutos de cosas algunas monas, otras vaya pero todo como un poco añejo y sinceramente... muy poco danzístico. El domingo veremos otro espectáculo suyo. Veremos a ver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada