domingo, 17 de noviembre de 2013

Who will save me today? Cuarta Pared.

Catorce euros son muchos euros.
Janet Novás ya está en la sala cuando llegas. Está como calentando o bailando cosillas suaves así con la musiquita de Pergolessi. Como esto se ha visto mil veces, pues tampoco le echas cuenta. Hasta que pasado un rato, ves que es que ya ha empezado. O que no hay comienzo. Vamos que dejas de hablar con tus compis y empiezas a fijarte en ella. Y más vale que te fijes bien, porque estos diez minutillos es prácticamente todo lo que baila. Baila eso, durante unos diez minutos, para mi gusto con el cuello agarrotadísimo. Luego agarra un micro y habla. "Esta noche va a ser la mejor noche de vuestra vida".
Bailarines que encima hablen hay pocos. Mejor no pongo nombres, pero vamos, pocos pocos. Janet o está entre estos elegidos, me temo. Para mi gusto, al menos.
Luego desenrosca unos rollos de Albal. Bueno. Pone en marcha un robot que siempre va para donde no debe y del que se supone que está enamorada. Bueno. Saca a una chica del público y le pone a la pobre una linterna enfocando a su cara y le pregunta varias veces si se siente incómoda. La mujer dice que no, pero ella insiste. ¿No estás incómoda? Pues no. Luego enfoca al público supongo que intentando que nos sintamos incómodos nosotros. Pero tampoco. Con esto han pasado otros 10 minutitos. El albal juega malas pasadas. Un par de enganchones, el robot que se atasca, se le cae una linterna y no la encuentra, acople del micro con un bafle... bueno, varios problemillas técnicos que oye, son inevitables. Entre medias baila otro poquillo con el cuello igual de agarrotado.
Y los últimos 3 minutos son ella y el robot ahí mientras Jairo nos pone una canción de Bonnie Tyler.
No sé, chico, yo me pongo esa canción en casa a todo meter y me estremezco, pero ir a ver un espectáculo de danza y que me pongan una canción, bailen diez minutos como mucho y se empeñen en impresionarme... pues mira, esta vez como que no. Y eso que Janet está claro que tiene mucha energía y baila bien y le pone mucho empeño.  Me da que es un espectáculo que duraba cuartito de hora y que lo han inflado un poquito para llegar a los 45 minutos, que es lo mínimo que se despacha. Y hombre, por 14 euros, ya está bien.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada